Saturday, November 05, 2005


EL JAPONÉS.

El otro día llegó un invitado "especial" a la casa de mis amos. Tenía un nombre difícil y se reía mucho, parecía un buen hombre.

La Sashimi andaba toda preocupada, porque le habían contado que en el país de este señor les gustaba comer Sashimi. Ella es tan egocéntrica que siempre piensa que alguien quiere hacerle daño, pobrecita.

Bien, pero sigo con la historia. El señor Nakagawa, nos encontró tops, a la Britny, a la Güera y a mi. De pronto le hizo una pregunta extraña a Mamá Claudia

"Nakagawa pitiklines yenta kishori Bosforo kan?"
Que quiere decir

"¿Cuánto me cobra por arrendar su lindo perrito Bósforo?"
Mamá Claudia, más sorprendida que indignada (yo me ofendo si ofrecen arrendar a mi ama), se reía. El Japonés insistía. Luego nos explicó que en su país se arrendaban a los perritos por US$25. Que los perritos venían con manual de instrucciones, guantes y bolsitas de plástico y nuestro pellet adhoc. Yo fui corriendo a la internet y era cierto, que en Boing Boing publicaron esta noticia: Japan's rent-a-puppy business

No se adonde vamos a llegar, y yo pensaba, y qué pasa si uno se encariña con el amo y nunca más vuelven a buscarte?

La Pirita me dice que no tengo que preocuparme, que "estoy caro para perro japonés..." no le entendí.

1 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Sashimi

No te preocupes, ayer estuve con el director de la Unesco que es japones y le pregunte esto del arriendo de perros y me dijo que na que vel, que seguramente erl una bloma de ese senor; Lo bueno es que yo tambien hablo japones y le entendi todito; tate tranquilita no mas

12:16 AM  

Post a Comment

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters