Saturday, September 24, 2005


Guaguazilla

Suenan sus pasos agigantados, inseguros y derrumbadores tras de mi. Qué hice para merecerme esto!!

Llegó este cíclope de dos ojos, que me busca, que me persigue, que insiste en que mis orejas se despegan, que "cariñito" significa tirarme la piel hasta sentir que las uñas se me despegan de mis piecitos.... y eso que no vieron cuando cabalgaba a la Rumba, qué denigrante, si parecía una mula llevando a la gigantona.

No entiendo la baba de los humanos adultos estos, que les llega un Bebé y creen que el tiempo hay que detenerse para dedicarle la atención. Mamá Claudia se pone patética, si hasta le encuentra graciosas las "humanidades" que hace. En cambio a mi me persiguen cada vez que dejo un mojoncito apurado e inoportuno en un rinconcito.

Y cuando me llaman y me dicen "Bósforo, ven a jugar con la niña"... me pongo malas pulgas...


"Bósfor..." mejor me arranco un rato.

Friday, September 16, 2005

Ay!

Fue terrible lo que pasó la otra noche. Y no me refiero a las declaraciones de la señora Kenita, perdón, señorita, ni a que los parlamentarios no llegaron a la sesión. No, no me refiero a eso. Algo mucho pero mucho peor ocurrió la otra noche en el cité. Amanecieron muertas, destrozadas, repartidas en distintas partes del lugar las 6 gallinas, el gallo y Elvis, el conejo. Pronto llegaron los perros policiales pero no se supo que ocurrió, el Akita de abajo no vió nada, el burro de arriba se lo dormía todo, mientras ocurría el fatal plumicidio.

Un silencio dramático dio paso al amanecer cuando la tía Polka dio el primer aviso. Fuimos todos, pero yo no dejé que la Britny mirara el horroroso espectáculo. Era violencia pura, casi como si me obligaran a ver Rojo Vip. La Britny es aún muy pequeña para esas cosas.

La Sashimi dice que no se lo merecían a pesar de ser unas gallas desagradables.

Rumba, la bruja, nos reveló una verdad terrible que no me deja cerrar los ojos.

El asesino estaba identificado por las huellas y las malas vibraciones que dejó. Le llamaba el Chupacabras (no entendí si eran gallinas, debería ser chupagallinas) y mientras decía su nombre se le encrispaban los pelos como si fuera el mismo Mandinga. Nos explicó que era una bestia peligrosa, vengativa, sedienta de sangre, mitad animal, mitad humano, que venía del norte, de muy al norte (yo al tiro pensé que era el señor Bush que le llaman, pero la Rumba me dijo que me callara y que no dijera estupideces). Nos contó como ella cuando vivió en México se había encontrado en una noche de truenos con el Chupacabras. La Sashimi asentía con la cabeza. Me recorría un frío por las venas mientras nos relataban esta historia.

También murió Elvis, el conejo, recién le habían traído una novia la noche anterior, su primera novia. Por lo menos dicen que murió feliz.

Ya nada será lo mismo. La Pirita dice que no exagere, que la vida incluye la muerte, es así. Pero igual no más yo le rindo un homenaje póstumo a los plumíferos y a Elvis.


Chau Elvis!!!
Chau chiquillas!!!

Tuesday, September 13, 2005


Es Terrible Katrina.

Ojalá nunca le pongan ese nombre a un perro porque es terrible. Supimos por un post de Marta que dice Katrina Animals (que significa Katrina animales para los que no saben inglés) que a unos primos de la Pirita los abandonaron. Abandonaron! Ustedes saben que significa el abandono para un perro como yo. Nuestra esencia es la lealtad, que trasciende más allá de nuestra propia integridad física.

Es que parece, como me comentó la Sashimi, que los señores de allá donde fue Katrina, no sólo dejaron abandonadas sus mascotas, sino su compasión. Cuando un viento fuerte acaba con las leyes, ¿qué queda?

Según la Rumba, si eso pasara en nuestra cité, nadie nos abandonaría. La Pirita dice que "no hay que jugar con fuego". No entiendo eso del fuego si se trata de tanta agua...
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters